La influencia del sexo en la autoestima

Sexo y autoestima - Sexologo BarcelonaLa relación entre sexo y autoestima

Sí, el sexo tiene grandes beneficios y entre ellos se encuentra el aumento de la autoestima. El hecho de que uno se sienta valorado y esté a gusto consigo mismo y con su cuerpo, genera una confianza que se verá reflejada en las relaciones íntimas. De la misma forma y viceversa, el hecho de que dichas relaciones sean satisfactorias favorece y enriquece la autoestima.

Lo mismo sucede si, por el contrario, el sexo no es satisfactorio o existe algún problema o disfunción que impida disfrutar de él. En estos casos pueden aparecer sentimientos de vergüenza, culpabilidad o incluso temor por revivir una experiencia sexual que no ha sido del todo positiva. Lo que afecta negativamente tanto a la autoestima como a las relaciones íntimas en general.

En este sentido, se puede decir que existe una relación directa entre sexo y autoestima, y se retroalimentan mutuamente.

¿Cuándo se alcanza una mayor autoestima sexual?

Lo que llamamos autoestima sexual es algo que se va generando a medida que se van viviendo y experimentando diferentes relaciones sexuales a lo largo de la vida. Se podría llegar a pensar entonces que la mayor autoestima sexual se alcanza con la juventud. Sin embargo, no es así.

La autoestima en el plano de lo sexual es algo que se conforma con el paso del tiempo. No se centra necesariamente en una época concreta de la vida. De hecho, es en la adolescencia cuando, debido al desconocimiento e inexperiencia, existe una mayor inseguridad y torpeza y, por lo tanto en general, una baja autoestima en el plano sexual.

Y, por consiguiente, es en la edad adulta y tras varias experiencias, cuando la confianza se asienta y existe un mayor conocimiento del propio cuerpo y de aquello que genera satisfacción.

En la edad adulta, por lo tanto, es cuando en general el sexo se vive con mayor plenitud y autoestima.

Sexo y autoestima - Sexologo BarcelonaOtros beneficios del sexo…

A parte de aumentar la autoestima, las relaciones sexuales tienen numerosos efectos positivos para la salud, tanto a nivel psicológico como a nivel físico.

En la mayoría de los casos, producen a la persona un estado de bienestar general, sobre todo a nivel emocional. Ayudan a estar más relajados mentalmente y a la vez activos y animados. También contribuye a generar sentimientos positivos, teniendo una influencia positiva a la hora de reducir el estrés, la ansiedad y los estados depresivos.

Esto es debido, por un lado, a que el cuerpo durante el sexo produce mayores niveles de serotonina o endorfinas (hormonas de la felicidad) y, por otro, reduce la producción de cortisol, la hormona del estrés.

También favorece un mejor descanso ayudando a conciliar más fácilmente el sueño y a que este sea más completo. Además, el sistema cardiovascular también se beneficia, ya que mantener sexo con cierta frecuencia reduce las probabilidades de sufrir un paro cardíaco. 

¿Qué pasa si el sexo se convierte en una necesidad para sentirse bien?

Sexo y autoestima - Sexologo Barcelona

Tal y como hemos comentado, el sexo puede ser positivo tanto a nivel mental y como físico. Sin embargo, cuando se convierte en una necesidad irreemplazable y en la única forma de alcanzar ese sentimiento de bienestar con uno mismo, puede estar transformándose en un problema de adicción.

Es decir, la persona solo consigue sentirse bien consigo misma por medio de las relaciones sexuales, por lo que se genera un obsesión hacia ellas. En la mayoría de los casos, esto termina generando en la persona un gran sentimiento de culpabilidad e, incluso, de frustración, además de otras consecuencias negativas a nivel social, personal, laboral, económicas, físicas o emocionales. 

Las causas del origen de este tipo de adicción pueden ser variadas (por ej.  problemas en la infancia, abusos, padecer otros problemas psicológicos, etc.). Y para poder detener esa espiral de la que es difícil salir, lo más importante es tomar consciencia del problema. Es decir, tener la capacidad de reconocerlo y pedir ayuda. 

Si te ha gustado nuestro post de hoy o crees que podría ser interesante para otras personas, compártelo.

 

Autor: Equipo Clínico Instituto Barcelona de Sexología

Si tienes cualquier consulta, llámanos: +34 91 771 02 36 | +34 93 217 67 94. 
Nota: Todos los tratamientos pueden hacerse por videollamada, estés donde estés.

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies propias para poder optimizar su visita a la página y cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y el uso de nuestra web. Vd. puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar la configuración cuando lo desee. En caso de seguir navegando, se considerará que se acepta el uso. Más información: Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×