Sadomasoquismo: una práctica muy común

Sadomasoquismo - Sexologo BarcelonaAlgo que se remonta a la Edad Antigua…

A pesar de considerarse un tema bastante tabú, la práctica del sadomasoquismo es algo más habitual de lo que pensamos. En la actualidad, existe un alto porcentaje de la población que reconoce fantasear con la sumisión y/o la dominación en las relaciones sexuales. Y, aunque cueste creerlo, se trata de una conducta sexual que se realiza desde hace varios siglos atrás (hay manuscritos de la Edad Antigua que narran este tipo de prácticas). 

¿Qué es el sadomasoquismo? ¿ Y quiénes lo practican?

Consiste en una práctica sexual basada en la obtención de placer mediante actos o conductas basados en la dominación y/o la sumisión.

Está considerada una parafilia dentro del marco BDSM (Bondage, Disciplina, Dominación, Sumisión, Sadismo y Masoquismo). El hecho de mantener relaciones sexuales desarrollando los roles de dominación y sumisión constituyen una fantasía que tiene un alto porcentaje de la población adulta. Se trata de prácticas que se dan tanto en mujeres como en hombres. Suelen ser generalmente de clase media-alta, y suelen tener altos cargos laborales o ejecutivos y económicos. Y mediante el sadomasoquismo buscan: o bien seguir ejerciendo su «poder» también en las relaciones sexuales. O por el contrario, prefieren no ejercer ese rol dominante y ejercer la sumisión en el ámbito más íntimo y personal. 

Sadomasoquismo: practicarlo en pareja sí, pero siempre de una forma saludable 

Se trata de una práctica sexual que a menudo tiene mala fama y que, en ocasiones, se ve con una connotación negativa, como si fuese algo cruel y malvado. Sin embargo, no tiene por qué ser negativo, ni perjudicial para la pareja. Siempre y cuando se practique de forma saludable.

Sadomasoquismo - Sexólogo Barcelona

En este sentido, lo más importante en este tipo de prácticas sexuales es que ambos miembros de la pareja estén conformes y se haga siempre desde el respeto. De esta forma,  habiéndolo acordado, no se da lugar a ningún deterioro personal y sí, al disfrute sexual.

Hay que saber dónde está el límite

En el sadomasoquismo, como ya hemos comentado, se busca el placer sexual mediante la dominación y/o la sumisión. En algunos casos, intervienen ciertas conductas con un límite de agresividad pactada (como puede ser el caso de los latigazos), o de humillación (también acordada, como por ejemplo cuando se le pide al miembro sumiso que mantenga la cabeza baja o camine como un perro, etc.). Existen innumerables formas de ejercer la dominación y/o la sumisión con el fin de conseguir placer para quienes lo practican. 

Por todo esto, es importante tener especial cuidado y practicarlo a conciencia, siempre acordado con la pareja sexual. Más que nada, porque en algunos casos, llevados por la impulsividad, puede escaparse de nuestro control.

Y por otro lado, no hay que olvidar que cuando existe la imperiosa necesidad de hacer uso de este tipo de prácticas sexuales porque resulta la única manera de poder alcanzar el placer, entonces podría estar convirtiéndose en una patología.

Qué pasa si uno de los dos no está de acuerdo…

En todas las parejas pueden existir diferencias en las preferencias, intereses y deseos sexuales. Eso es algo normal.

El problema aparece cuando a alguno de los miembros de la pareja le gusta, en este caso, el sadomasoquismo y a la otra persona le parece algo ofensivo y no lo comparte. En estas situaciones, y si no se consigue llegar a un entendimiento y un acuerdo, lo más probable es que, esa discrepancia en lo sexual haga mella en la relación de pareja. O incluso, si no se gestiona bien,  pueden aparecer sentimientos de culpa, de resentimiento, etc..

Por todo ello, es importante mantener siempre una comunicación fluida con la pareja. Expresar las preferencias que tiene cada uno e intentar buscar la forma de que la satisfacción en las relaciones sexuales sea mutua para ambos. 

Sadomasoquismo - Sexologo BarcelonaAlgunas recomendaciones…

Tanto para quienes lo practican, como para quienes aún no lo han probado…

Para poner el práctica los juegos del sadomasoquismo en la intimidad, lo principal es que los dos miembros estén seguros de ello y quieran realizarlo.

Será recomendable siempre determinar una serie de códigos y establecer dónde se encuentran los límites. Es decir, siempre debe ser algo consensuado y se debe poder expresar de forma sincera el límite a través del cual se ha llegado al umbral del dolor o cuando ya no provoca placer.

Para ello, se recomienda establecer, por ejemplo, alguna palabra clave para que en el momento en el que uno de los dos involucrados la pronuncie, se finalice la conducta o acto que se estaba ejecutando.

El sadomasoquismo es algo que debe practicarse con el fin de experimentar más placer sexual, sin herirse y sin hacer que se convierta en una mala experiencia.

La influencia de 50 Sombras de Grey

En este sentido, la publicación del libro «50 Sombras de Grey» ha marcado un antes y un después. Influyó a las mujeres sobre todo a la hora de dejar a un lado la vergüenza si se trata de hablar sobre las fantasías sexuales. Además de ello, ha despertado en un gran número de personas un sentimiento de curiosidad y de exploración.

Es un buen ejemplo que anima a expresarse sobre las preferencias y deseos sexuales. Y que marca la importancia de hacer realidad dichas fantasías, de perder el miedo a nuevas prácticas sexuales y de dejar de ver al sadomasoquismo como algo cruel, agresivo, pervertido y maligno.

Autor: Equipo Clínico Instituto Barcelona de Sexología

Si tienes cualquier consulta, llámanos: +34 91 771 02 36 | +34 93 217 67 94. 
Nota: Todos los tratamientos pueden hacerse por videollamada, estés donde estés.

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies propias para poder optimizar su visita a la página y cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y el uso de nuestra web. Vd. puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar la configuración cuando lo desee. En caso de seguir navegando, se considerará que se acepta el uso. Más información: Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×